Posada de Lluc


 


Seguir me en Pinterest

Pollensa

Pollensa es un pueblo dinámico, cuya plaza se erige como el centro neurálgico de su actividad social. A la sombra de grandes árboles se disfruta del vaivén de la gente y una variada oferta de bares y restaurantes. Hay dos cosas que el visitante no debería perderse: un café en el bar más emblemático y popular del lugar : "Can Moixet" (Bar Espanyol) y saborear un helado auténticamente artesanal en el quisco ubicado en la plaza de "Can Buxaca" (Helados Valls).

Merecen una visita el puente romano, la iglesia erigida por los templarios y el convento barroco de Santo Domingo donde se celebra desde hace 50 años el Festival de Pollensa con su ciclo de conciertos de prestigio internacional.

Pueden seguir paseando hasta la calle Jesús, donde empieza la escalinata de 365 peldaños flanqueada por elegantes cipreses, que les llevará hasta una ermita rodeada de cruces que representan el Calvario de Jesucristo. Desde lo alto se puede una panorámica que bien merece el esfuerzo.

Otro lugar privilegiado es el Puig de María, desde dónde se puede divisar la península de Formentor, el valle de la Cala de San Vicente, la bahía de Pollensa y la bahía de Alcúdia.

Pollensa tiene una larga tradición artesana, el visitante puede encontrar varias fábricas de mueble rústico, una de las pocas fábricas textiles que aún quedan en la isla, galerías de arte, tiendas de decoración, de artículos de regalo y tiendas de alimentación para gourmets.

Los mercados se celebran el domingo en Pollensa y el miércoles en el puerto de Pollensa.

Posada de Lluc © 2009 Reservats tots els drets. :: Home | Hotel | Entorno | Ofertas | Noticias | Contacto
ES +34 971535220